¡Qué inteligente eres!

einstein

¿Qué inteligente eres? o ¿De qué modo eres inteligente?

Según Ken Robinson, la mayoría de la gente tiene una visión muy limitada de la inteligencia y tiende a pensar en ella sobre todo desde el punto de vista de la capacidad académica. Esta es la razón de que muchas personas que son listas en otros ámbitos acaben creyendo que no lo son en absoluto.

RobertJRobert Stenberg, profesor de psicología en la Universidad de Tufts y antiguo presidente de la American Psychological Association sostiene que hay tres tipos de inteligencia:

1. Inteligencia analítica

Consiste en la habilidad para solucionar problemas utilizando las aptitudes académicas y para realizar los tests convencionales del coeficiente intelectual.  Según Sternberg , la mayoría de las pruebas evalúan este tipo de inteligencia y subrayó el hecho de que estas habilidades generalmente no son aplicables a los problemas habituales de la vida cotidiana. Einstein es un ejemplo de alta inteligencia analítica.

2. Inteligencia creativa

Sería la habilidad para enfrentarse a nuevas situaciones y encontrar soluciones originales.

3. Inteligencia práctica

Habilidad para enfrentarse a los problemas y desafíos de la vida diaria.

Daniel Goleman, psicólogo y autor de best sellers ha sostenido en sus libros que hay unaDaniel Goleman inteligencia emocional y una inteligencia social ambas fundamentales para llevarnos bien con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

El psicólogo americano defiende en su publicación que el éxito de una persona no viene determinado únicamente por su coeficiente intelectual o por sus estudios académicos, sino que entra en juego el conocimiento emocional. Cuando hablamos de inteligencia emocional, hablamos de la capacidad del individuo para identificar su propio estado emocional y gestionarlo de forma adecuada. Esta habilidad repercute de forma muy positiva sobre las personas que la poseen, pues les permite entender y controlar sus impulsos, facilitando las relaciones comunicativas con los demás.

La inteligencia social revela que estamos “programados para conectar” con los demás y que nuestras relaciones tienen un impacto muy profundo en nuestras vidas. El trato diario con nuestros progenitores, parejas, jefes, amigos, e incluso extraños, conforma nuestro cerebro y afecta a todas las células de nuestro cuerpo hasta el nivel de los genes. El hallazgo fundamental que Goleman aporta, con su habitual amenidad y rigor, es que estamos diseñados para ser sociables, y que participamos constantemente en un “ballet neuronal” que nos conecta, de cerebro a cerebro, con quienes nos rodean.

Logic meet Inspiration

Logic meet Inspiration

Quizás tendríamos que romper los estándares y preguntarnos ¿De qué modo somos inteligentes? y no focalizar todo en ¿Qué inteligente somos?

¿Tú cuál crees?

Please follow and like us:
Esta entrada fue publicada en Inicio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *